Ser Dueño de tus propias palabras


EL MUNDO LO CONSTRUYES CON TUS HISTORIAS

"...durante mucho tiempo se separó al cuerpo del espíritu. Se decía que había un corte entre estos dos mundos radicalmente distintos. “Los animales sólo tienen cuerpo y los hombres sólo tienen espíritu”, es el dualismo de Descartes… Y esta separación me molestaba porque -como soy neurólogo- el hecho de que hubiera vacío en el cerebro me molestaba, y yo me preguntaba cómo establecer un lazo entre ambos. Y finalmente pienso que no hay corte sino una metamorfosis gracias a la palabra. La metáfora que propongo entonces es el efecto mariposa. Esto quiere decir que la oruga vive en un mundo de sombras, de humedad y en el suelo. La mariposa habita en un mundo de aire, sequía y sol. Ambos viven entonces en universos totalmente diferentes, pero están en continuidad uno con otro habiendo pasado por la fase de crisálida que transformó a la oruga en mariposa…y nuestra crisálida, la de nosotros los humanos, es la palabra. Cuando somos bebés, ningún bebé hablaal nacer, hay que esperar veinte o treinta meses para que los bebés comiencen a dominar la palabra. El único que habló al nacer fue “Pantagruel,” de Rabelais, que apenas llegado al mundo comenzó a gritar: “¡A beber, a beber, quiero un buen vino!” Pero aparte de Rabelais, de Pantagruel, ningún niño habla al momento de nacer. Se necesitan veinte a treinta meses para que pueda prepararse a la palabra y desde el momento en que se vuelve dueño de su propia palabra, en ese momento puede cambiar el mundo."

Texto de Boris Cyrulnik


0 vistas
  • Icono social Instagram
  • Facebook icono social
  • Mis fotos
  • mi canal
  • Icono Social blogger

te cuento que he trabajado con:

© 2016 by Claudia Botero

1/2